Estas son 6 situaciones que solo una mujer que tiene “orden en su desorden” entenderá

Estas son 6 situaciones que solo una mujer que tiene “orden en su desorden” entenderá
noviembre 18, 2016

Blog

Si eres la típica chica que cada que busca un suéter lo encuentra entre la bola de ropa limpia que tienes amontonada en la esquina de su habitación, en lugar de tu closet, sabes bien lo que es ser desordenada, pero ordenada al mismo tiempo.

 

Y es que no importa lo mucho que parezca que tienes un desorden en tu habitación (o bolsa) tú sabes muy bien dónde está cada cosa, tanto que incluso podrías aplicar perfectamente la frase: “¿y si lo encuentro, qué te hago?”, que tanto ocupaba tu mamá.

 

¿Tú vida es así? Aquí están 6 situaciones que solo una mujer que tiene “orden en su desorden” entenderá.

 

#1 Que nadie puede encontrar las cosas en tu habitación

Cada que tu mamá te pide prestados tus aretes de perlas, jamás da con ellos cuando los busca, aunque le expliques muchas veces que están en una de las 10 cajitas que tienes sobre tu buró. Literalmente tienes que ir tú a darselos en la mano (y te toma 1 minuto encontrarlos).

 

 

#2 Lo estresante que es recibir consejos de organización

Tu abuelita, tu mejor amiga y hasta la primita lejana que solo ves cada seis meses, siempre te dan consejos de cómo puedes lograr organizar todas tus cosas, algo que es bastante estresante porque sinceramente no te interesa cambiar tu vida. Desorganizada eres feliz.

 

#3 La diferencia entre desordenado y sucio

“Sucio” es cuando se mezcla la ropa sucia con la limpia,“sucio” es cuando se tienen amontonados todos los trastes en el lavaplatos por semanas, así no eres tú. Tú solo tienes muchas cosas en tu escritorio, sin un orden aparente, pero funcional. Y sabes la diferencia.

#4 Lo complicado que es mantener tu habitación (o escritorio) organizado

Ok, después de tanta insistencia del “mundo” sobre lo bien que te haría organizar -a su manera- tus espacios, decidiste poner orden y que cada cosa estuviera en su lugar, solo para darte cuenta que no puedes mantener todo “perfecto” por más de una hora. }

 

#5 El caos que se vuelve tu vida cuando alguien arregla tu “desorden”

Podrás tener “cientos” de cosas sobre el tocador, pero puedes encontrar fácilmente las sombras café intenso que necesitas (en 2 segundos). Excepto cuando tu hermana “acomoda” tu desorden para que se vea más arreglado ese espacio. ¡Help!

 

#6 Que la idea de vivir con alguien te ponga de nervios en segundos

Sin importar que sea tu pareja o mejor amiga, la idea de vivir juntos te entusiasma solo por unos minutos, porque después los nervios de pensar que no podrá soportar tu desorden se apoderan de ti. Más aún si el espacio será tan pequeño que tendrían que compartir el baño.

 

La vida “organizada” de una persona desorganizada no es sencilla, cierto, pero lo importante es que recuerdes que mientras para ti sea funcional ese modus vivendi, no tienes por qué cambiar ni hacer lo que los demás te digan.