Si fuiste niño en los 90 estos son 7 juegos que los niños de ahora ni siquiera conocen

Si fuiste niño en los 90 estos son 7 juegos que los niños de ahora ni siquiera conocen
noviembre 18, 2016

Blog

¡Ah la infancia! Esa época sensacional en la que nuestra mayor preocupación era pensar con qué juego nos íbamos a entretener después de la escuela, cuando al terminar de hacer la tarea nuestra mamá nos dejaba salir a ver a nuestros amiguitos. ¡Qué tiempos aquellos!

 

Y es que haber crecido en los años 90 nos dio la oportunidad de experimentar cosas extraordinarias, y hasta podría decir que únicas, por ejemplo el entretenernos con estos X juegos que los niños de ahora ni siquiera conocen. Checa la lista y preparate para desear volver a tener 6 años en 3, 2, 1...

 

#1 Matatena

 

El juego perfecto para demostrarle a todos tus amiguitos que tus habilidades con las manos eran extraordinarias. Y es que, para agarrar una pieza de la matatena y la pelotita sin que ninguna se te cayera, en verdad tenías que explotar al máximo tu capacidad de coordinación.

 

#2 Stop

Seguro recuerdas la frase “Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es…” y cómo mientras la decían pensabas “que no me toque a mí, que no me toque a mí”. Lo único que querías era salir corriendo del círculo de gis y quedar lo más lejos para poder ganar.

 

#3 Avioncito

Un juego clásico de los 90 con el que te entretenías desde que comenzabas a pintar los cuadritos para formar el avoncito y hasta que llegabas saltando al número 10 (claro, después de evitar pisar el espacio donde había caído tu piedrita). ¿Qué más muestra de destreza?

 

#5 Resorte

¿Quién diría que podrías tener horas y horas de diversión gracias a 3 metros de resorte, cierto? Pero así era. Solo necesitabas recordar qué lado del resorte tenías que pisar mientras cantabas la canción, asegurarte de no atorarte y alzar muy bien las piernas en cada salto.

 

#6 Rueda de San Miguel

Este era el juego que no podía faltar durante el recreo, tú y todos tus amigos giraban mientras cantaban “A la rueda, rueda de San Miguel, San Miguel todos traen su caja de miel, a lo maduro, a lo maduro, que se voltee…de burro” y si escuchabas tu nombre te volteabas.

 

#7 Bote pateado

“Uno, dos, tres por…” era la frase más satisfactoria que pudieras decir después de pasar varios minutos buscando a tus amiguitos. Acéptalo, era más divertido esconderte (aunque corrías el riesgo de quedarte ahí hasta que se hiciera noche si se olvidaban de ti -triste-).

 

Qué buenos juegos los de aquellos años, y había muchos más que eran igual de entretenidos y sencillos. Las nuevas generaciones deberían olvidarse del televisor y volver a jugar al aire libre, ¿no crees?